13 de febrero de 2009

UN YELMO DE CARTULINA

La foto muestra un casco medieval hecho con cartulina. Es sencillo y se necesitan pocos materiales (cartulina metalizada, encuadernadores y todo aquello que se quiera utilizar para su decoración).
Los pasos son sencillos: 1. Se dobla la cartulina haciendo un tubo que cubra toda la cabeza del niño. 2. En otro trozo de cartulina se dibuja un círculo con la misma medida que el tubo que ya hemos hecho. Alrededor del círuculo se dibujan medias circunferencias (a modo de flor) que tendrán la función de pestañas. Esta especie de "flor" se recorta. 3. Se doblan las pestañas y colocamos "la flor" sobre el tubo. Ambos se unen con los encuadernadores. 4. Se recorta la parte frontal de tal forma que queden al descubierto los ojos del niño. 5. Se decora.

Si tenéis dudas, escribidlas en los comentarios de esta entrada y trataremos de ayudaros.

Ánimo y buena suerte.

1 comentario:

Lucia dijo...

Yo ya lo he hecho. Es facilísimo y queda genial. Además, no agobia nada al niño, porque las aperturas de los ojos son bastante grandes. Sólo una recomendación: En el punto dos, el círculo que se recorta para la parte superior ha de ser un pelín más grande que la medida anterior, si no se queda un poco justo.
¡Gracias por la idea!